Noticias

La industria farmacéutica insiste en la colaboración con la Administración para mejorar el acceso a la innovación y garantizar la sostenibilidad financiera del SNS

Son dos de los grandes desafíos de nuestro país en materia de salud para los que Farmaindustria viene haciendo propuestas

La cooperación entre autoridades sanitarias, clínicos, pacientes y compañías farmacéuticas, crítica para dar con las medidas adecuadas y aplicarlas
  •  
23.09.2022

Manuel Pérez (Fundación Mehuer y COF de Sevilla), Isabel Pineros (Farmaindustria) y Juan Carrión (Feder).

La mejora de los indicadores de acceso a los nuevos medicamentos en España y garantizar la sostenibilidad el Sistema Nacional de Salud (SNS) son dos de los grandes desafíos de nuestro país en materia de salud. Como ha quedado demostrado con la pandemia por coronavirus, la mejor vía para hacer frente a estos ambiciosos retos es la colaboración entre todos los agentes concernidos. Por eso, desde la industria farmacéutica innovadora se viene tendiendo la mano a la Administración para hacerlo posible.

En este espíritu de cooperación, basado en el convencimiento de que la colaboración público-privada es la respuesta para los principales desafíos en salud, han insistido estos días representantes de Farmaindustria en su participación en diversos foros organizados por profesionales sanitarios y universidad.

Así, en el VII Programa Experto en Política Sanitaria y Farmacoeconomía, organizado por la Universidad Pompeu Fabra en Palma de Mallorca, la directora del Departamento de Acceso, Isabel Pineros, recordó que Farmaindustria viene proponiendo en el último año una serie de medidas para mejorar el procedimiento de evaluación y fijación de precios y financiación pública de medicamentos en España. El objetivo es establecer un modelo ágil, predecible y eficiente que contribuya a reducir los tiempos de espera de los pacientes para acceder a la innovación terapéutica.

Asimismo, señaló que es necesaria y obligada la colaboración y coordinación entre todos los actores -Ministerio Sanidad, comunidades autónomas y hospitales, profesionales sanitarios, pacientes e industria farmacéutica- para garantizar la llegada de tratamientos disruptivos y prometedores para las personas con necesidades médicas no cubiertas.

Este mensaje es especialmente relevante para los pacientes con enfermedades raras, para quienes es vital avanzar en el desarrollo de un modelo de acceso que conduzca a la mejora de la disponibilidad de medicamentos “en el menor tiempo posible”, como trasladó Pineros en el XXII Congreso Nacional Farmacéutico, en Sevilla.

Además de estos planteamientos, la portavoz de Farmaindustria destacó, entre las medidas propuestas por el sector a las autoridades sanitarias, la necesidad de promover la participación de clínicos y pacientes expertos en los procesos de evaluación de la I+D farmacéutica y también el llamado horizon scanning, cuyo desarrollo supondría conocer qué innovaciones van a llegar y cuándo para poder planificar los procesos de autorización y reembolso, una idea que subrayó en una Jornada sobre Acceso a Fármacos organizada por la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) y la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).

Los nuevos medicamentos, positivos en lo sanitario y lo económico

La expansión de la medicina de precisión y los potenciales tratamientos cada vez más dirigidos y personalizados -cuya investigación requiere un mayor riesgo e inversión- han acelerado el debate sobre cómo hacer sostenible su incorporación a los sistemas sanitarios. Y en esto profundizó en la misma jornada el director del Departamento de Estudios de Farmaindustria, Pedro Luis Sánchez.

Los nuevos medicamentos no son un peligro para la sostenibilidad de los sistemas sanitarios, subrayó Sánchez. Cuando se hace un análisis completo, tanto de los fármacos que están por llegar como de los que ahorrarán recursos públicos debido a las pérdidas de patente, la conclusión es que la innovación farmacéutica no sólo no supone un peligro, sino que además tiene un efecto positivo desde el punto de vista sanitario, económico y social.

Además, dijo, cabe recordar que la tasa de éxito para los medicamentos que actualmente han llegado a la fase de ensayos clínicos (es decir, la posibilidad de que finalmente sean autorizados y puestos a disposición de los pacientes) es de un 7%, cifra que se reduce al 5% en el caso de la Oncología, por lo que la llegada de una innovación disruptiva, por desgracia, no es una constante y existen mecanismos suficientes para integrarla en los sistemas sanitarios sin que suponga un problema para la sostenibilidad.

Pedro Luis Sánchez, director de Estudios de Farmaindustria, en un momento de su intervención.

Para más información

Departamento: Comunicación Farmaindustria

Correo Electrónico: prensa@farmaindustria.es

Teléfono: 915 159 350

Web: https://www.farmaindustria.es/web/prensa

© 2022 FarmaIndustria Todos los derechos reservados